Querida Nani: Nuestra despedida.

 Nani 18/04/2006- 28/03/2021

Aún me parece mentira estar escribiendo esto. 

El tiempo es implacable, no perdona, no se detiene y hoy es el día en que te has marchado para siempre.

Llegaste siendo un bebé, fuiste la primera Golden en llegar a casa, la que abrió camino y creó a sus pies todo un mundo que es la base absoluta de nuestras vidas.

Nani, has sido una maestra ejemplar, paciente con nuestros errores y compañera en nuestros aciertos. Día tras día en estos quince años nos has enseñado algo nuevo a través de tí o de todos los que están aquí gracias a que tu exististe.

Jamás vamos a olvidar tu energía, fuiste una cachorra eterna, tanto así, que en tu despedida final, tu amigo Adrián te ha dejado el balón con el que jugabais cuando él era un niño. Lo guardaba con cariño para cuando llegara este día. ¿Recuerdas cuánto te gustaba jugar al balón? Eras la mejor portera del mundo, ponías tu pata encima de la pelota y no dejabas pasar ni un solo gol. Espero que estés esperando en el otro lado para seguir jugando eternamente.

No hay palabras suficientes para agradecerte por todos estos años, por darnos la llave de nuestra pasión, a la que hemos dedicado nuestra vida. Gracias por todo lo que has hecho posible, por todas las vidas que existen gracias a tí.

Gracias también por vivir la vida tan intensamente, colmada de salud y vitalidad, dándonos una lección de cómo aprovechar cada instante. 

Tu adiós ha sido lento, consumiendo hasta el último instante para después dejarte ir con el viento de la calma, dándonos la oportunidad de entender que había llegado el final.

Te queremos con toda el alma, nuestro Olimpo siempre hará honor a tí (Atenas, su nombre en el pedigree. Nuestro tesoro dorado del Olimpo).

Descansa, amiga. Nos veremos al otro lado.

 

Deja una respuesta