Hasta siempre, Sophie.  

Hasta siempre Sophie 

My Little Friend Sophie

30/01/2012 – 17/10/2018

Querida Sophie, nuestro corazón sabe que tu alma nos acompañará siempre; solo es tu cuerpo el que ya descansa.

No puedo creer que no estés.

Horas después de tu marcha el cielo se rompió en pedazos y aún sigue lamentando tu partida. Todo nuestro Olimpo llora y todos sus dioses te extrañan, sobre todo Max.

Desde que supimos que tu tiempo junto a nosotros estaba acabándose, nos quedamos completamente vacías, cada día era una agonía, una rabia, una desesperación y una dolorosa despedida de la que no queríamos que llegara el final. Durante esos dos meses cada segundo fue exprimido al máximo haciendo todas las cosas que tanto te gustaban.  Recibiste la visita de mucha gente que te quería, todos quisieron despedir a la gran Sophie como merecías.

No te hemos perdido, porque siempre fuiste libre. Fuiste sabiduría, nuestra compañera, nuestra amiga, la más fiel y la que nos enseñó a valorar cada segundo, tú te bebías la vida a sorbos, aprovechando cada instante. Cualquiera que dedicara un momento a conocerte sabía que tú eras diferente, que destacabas sobre todo y que valía la pena cada pequeño momento a tu lado.

Aún te sentimos a nuestro alrededor, cuidando de nosotros, protegiéndonos. Tu olor aún está aquí y esa seguridad que te caracterizaba aún está en el aire.

Sabíamos que te íbamos a extrañar, pero no hasta que punto, es muy doloroso no poder verte, abrazarte, besarte. Lo único que me consuela y me hace sentir un poco de paz es saber que ya no tienes dolor y que no hubo nada que te quedara por hacer, lo tuviste todo, una familia que te quería, te respetaba y te admiraba, fuiste la más feliz. Nos demostraste tu fortaleza, te fuiste en nuestros brazos, tranquila, completamente en paz mientras rememorábamos junto a ti aquellas anécdotas bonitas que queremos mantener siempre vivas, te fuiste como llegaste, grandiosa, sin dejarnos indiferentes. No permitimos que sufrieras, supiste hablarnos y decirnos cuando era el momento.

Te vamos a echar mucho de menos, pero sabemos que nos volveremos a encontrar, ¿Recuerdas nuestro último día en la playa? Las dos quedamos mirando como el sol se dormía, mientras todo se embriagó de un triste sentimiento de que era nuestra última vez disfrutando del mar, las dos mirábamos al horizonte mientras las olas bañaban nuestros pies, te acariciaba, estabas tranquila… Sé que volveremos a esa escena y serás tu quien me acompañe por siempre en mi descanso.

Mi niña, mi topo, gracias por todo lo que nos has dado y nos has enseñado,  gracias por no hacer diferencias entre nosotros, nos aportabas a cada uno lo que necesitábamos en cada momento, gracias por regalarnos todo este tiempo juntos, Alex señala el cielo cuando preguntamos por ti, sabe que ya no tienes pupa, te busca por casa y echa de menos que le quites la pelota, Cris aún lucha contra su dolor por tu ausencia y yo, ya sabes….

Aunque para nosotros parezcan años, seguro que para ti son segundos los que tardamos en estar juntos de nuevo tirándote la pelota mientras ladras impaciente.

Hasta pronto, siempre te querremos.

Deja un comentario

Compartir
Hide Buttons