Un año lleno de emociones

15 de Julio

“No esperes tenerlo todo para disfrutar la vida, ya tienes la vida para disfrutar de todo”

Hace un año compartíamos con vosotros una noticia muy especial, la familia Oro del Olimpo crecía con un nuevo miembro humano.

Doce meses han pasado en los que el nuevo integrante de la familia ha ido creciendo en un entorno natural y completamente rodeado y arropado por nuestra familia de peluditos.

Son miles las anécdotas y jamás podría terminar de contarlas, infinitos los momentos vividos en esa interacción bebé-olimpito que han ido desde esa mutua curiosidad por descubrirse hasta los momentos más divertidos, tiernos y entrañables.

No podríamos imaginar unos mejores compañeros para un bebé, pues una vez más nos han ofrecido la oportunidad de poder aprender de ellos, enseñándonos la naturalidad con la que se puede tomar la vida.

A día de hoy, cuando Alexander cumple su primer año de vida, puedo hablar con rotundidad a todos aquellos que dudan de si la crianza de un bebé es compatible con la convivencia con un perro. Puedo afirmar que no solo es posible, sino que es todo un regalo para el corazón ver como esa sensibilidad especial que tiene esta fantástica raza se potencia aún más ante la vulnerabilidad de un bebé, como se demuestran cariño, afecto y respeto, pero sobre todo los grandes valores que un niño puede adquirir de la simple exposición a este amor totalmente auténtico y real que solamente pueden ofrecer quienes tienen todo lo bueno en su alma.

Ellos nunca juzgan, nunca reprochan, jamás mienten y sus muestras de afecto son puras y verdaderas ¿Puede haber algo mejor que podamos enseñarle a un hijo?

Gracias chicos una vez más, por darnos la oportunidad de ser testigos de vuestra infinita grandeza.

 

 

Deja un comentario

Compartir
Hide Buttons